Comunicado de la AAHP sobre la Casa Wilcox

Casa Wilcox

La Casa Wilcox forma parte del paisaje urbano histórico de la Ciudad de Colón, y se remonta al año 1913 cuando fue construida por Robert Wilcox. Está protegida por la Ley 47 del 8 de agosto de 2002, que declara el Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo de la ciudad de Colón y específicamente a la Casa Wilcox como monumento histórico (artículo 2, numeral 15). La Resolución No. 092-16/DNPH del 11 de abril de 2016, regula los procedimientos administrativos para su restauración bajo la más alta categoría de protección de un inmueble histórico, por su condición de Monumento Histórico Nacional.

La Casa Wilcox conserva sus elementos arquitectónicos de reconocido valor con apreciable integridad y autenticidad. Como hito cultural y referente del paisaje urbano histórico, en una privilegiada posición en la esquina de la Avenida Central y Calle 9, es parte integrante de gran valor del Casco Antiguo de la Ciudad de Colón. Posee amplísimas galerías en planta baja y sus dos pisos altos, adornadas con elementos neoclásicos y Art déco en sus columnas, vigas, puertas y ventanas. En su interior, destaca su patio interno abierto al cielo. Sus galerías en particular, presentan la relación entre la edificación, el clima para el cual fue diseñada, su interacción con la fachada urbana y con el trazado de la ciudad que permite el libre correr de los vientos y, ante todo, su relación e interacción con la comunidad. Ésta utiliza sus galerías como espacio de reunión, para recorrer su paisaje al abrigo de las inclemencias del tiempo, y como espacios de encuentro social y político. Además constituye un elemento significativo del espíritu del lugar, como testimonio del pasado panameño y colonense que aporta al centro histórico memorias y valores inmateriales, dándole un sentido más grande y completo al patrimonio urbano. Es una edificación que por su estilo arquitectónico e historia, es parte esencial de la identidad y el carácter de la ciudad.

Recientemente han acaparado la atención del público declaraciones – en medios de comunicación nacionales e internacionales – de las autoridades obligadas a acatar las leyes panameñas relativas al patrimonio histórico de la nación, en las que proponen demoler la Casa Wilcox sin presentar estudios realizados por especialistas en el área de la restauración arquitectónica. Estas afirmaciones entran además en contradicción con la opinión de grupos civiles y gremiales que abogan, con conocimientos científicos, por la preservación de la Casa Wilcox. La demolición de este monumento nacional no solamente destruiría una parte importante del patrimonio histórico de Colón y de la nación panameña. Violaría la legislación vigente, al tiempo que socavaría la protección de cualquier otro monumento nacional al sentar un nefasto precedente. Todo esto deja en evidencia la fragilidad de nuestras instituciones y la vulnerabilidad de nuestros monumentos históricos, su contexto histórico-social y su entorno, y nuestro paisaje urbano histórico, ante las presiones socioeconómicas en el amplio contexto del desarrollo del proyecto Nuevo Colón, que además, contempla en su pliego de cargos la restauración de este edificio emblemático.

Por consiguiente, los miembros de la Asociación de Antropología e Historia de Panamá, consideramos que la Casa Wilcox no debe demolerse. La Casa Wilcox se merece un proyecto de restauración arquitectónica integral consecuente con su valor, incluyendo estudios previos para obtener toda la información necesaria y sustentar la obra, tal como ordena la ley con cualquier monumento nacional. Consideramos que siendo el promotor del proyecto Nuevo Colón el gobierno central, este debe poner el ejemplo con el más estricto apego al cumplimiento de la legislación vigente, y realizar la restauración siguiendo los más rigurosos criterios técnicos y científicos. Consideramos como vitales para una restauración de esta naturaleza la realización de estudios históricos, investigaciones arqueológicas, estudios estructurales y de las patologías del edificio, entre otros, que deben ser realizados por profesionales idóneos, y avalados por la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico y la Comisión Nacional de Arqueología y Monumentos Históricos.

La Asociación de Antropología e Historia de Panamá, como parte de la sociedad civil organizada y como agrupación de profesionales preocupados por la conservación, estudio y difusión del patrimonio histórico de la nación, se une a la preocupación expresada por diversas organizaciones y grupos de expertos sobre la posible demolición de un monumento nacional y exhorta al gobierno panameño a hacer cumplir la ley. Ofrecemos la experiencia y trayectoria de nuestros miembros para asesorar a las autoridades competentes sobre este y cualquier otro tema que involucre la conservación de nuestro patrimonio cultural.

Dado en la ciudad de Panamá, el 13 de abril de 2017.

Tomás Mendizábal, Ph.D.
Presidente
Asociación de Antropología e Historia de Panamá