Primer ciclo de conferencias sobre cultura y patrimonio de Panamá

El 28 de abril tuvo lugar el inicio del “Primer ciclo de conferencias sobre cultura y patrimonio de Panamá: perspectivas del pasado y del presente”, con la conferencia del reconocido Dr. Richard Cooke titulada “Playa Venado (Veracruz, Panamá-Oeste): un sitio precolombino ultrajado”. El evento fue organizado por la Asociación de Antropología e Historia de Panamá, el Instituto Nacional de Cultura de Panamá , el Patronato Panamá Viejo, el Tribunal Electoral Panamá y el Ministerio de Gobierno, y se presentó en el magnífico auditorio del Tribunal Electoral.

 

Resumen de la presentación:

La ampliación de la base “Howard” de las Fuerzas Aéreas de los EE.UU., en 1948, expuso muchas sepulturas de la Era Precolombina cerca de una playa entonces denonimada “Venado Beach.” Algunos residentes de la Zona del Canal se dieron cuenta de que las vasijas pintadas y los artefactos de oro y concha que aparecieron en las sepulturas de Playa Venado, eran muy parecidos a aquellos descubiertos en los años ‘30 en el afamado Sitio Conte, cerca de Penonomé. Este descubrimiento desató una estampida al yacimiento arqueológico. Algunos miembros de la “Sociedad de Arqueología de Panamá” intentaron poner orden y depositaron sus hallazgos en el Museo Nacional. En 1951, tuvieron a bien invitar al sitio, en calidad de director académico, al Dr. Samuel Lothrop (Universidad de Harvard), quien recién había publicado dos suntuosos tomos sobre Sitio Conte. Los excavadores aficionados, sin embargo, acostumbraban quedarse con todo lo hallado. Los más inescrupulosos vendían los artefactos más llamativos a coleccionistas y a museos en el exterior. Para 1958, el sitio precolombino “Playa Venado” se había borrado. La amplia dispersión geográfica del ajuar funerario mermó el interés de los estudiosos. Nunca se divulgó la gran relevancia de Playa Venado a nuestros conocimientos sobre el desarrollo cultural de los pueblos originarios de América.

En aras de un nuevo catálogo sobre el Arte Precolombino de la Baja Centroamérica y Colombia, el Museo de Arte “Dumbarton Oaks”, en Washington DC., EE.UU, invitó a un grupo de especialistas en varias disciplinas académicas a poner en valor el maltrado yacimiento prehispánico. Se rastreó el paradero de artefactos claves; se hizo una revisión estilística de la cerámica, la orfebrería y el trabajo en concha y hueso; se efectuó un reconocimiento geológico del área; se obtuvieron nuevas fechas radiocarbónicas y, por último, se replanteó el significado socio-histórico de los muchos restos humanos hallados.